La tecnología se ha vuelto aún más importante durante estas últimas semanas en nuestras vidas facilitándonos acceder a servicios que antes solo eran posibles de forma presencial.

En tiempos de cuarentena, todas las compañías grandes, medianas o pequeñas han transformado su plataforma de servicios, pasando de métodos presenciales a virtuales a través de redes sociales, páginas web, aplicaciones, entre otros, facilitando que sus usuarios se conecten con los servicios que ofrecen en la seguridad de sus casas.

Para muchos la transición no ha sido fácil, y aún menos les inspira confianza; sienten que sus datos quedan expuestos y toda la información disponible en la plataforma web, pero ¿cómo se puede hacer uso de estas plataformas sin revelar sus claves bancarias o el saldo de su cuenta de ahorros?, estos son algunos aspectos que debe tener en cuenta cuando decida saltar al gran mundo virtual de las transacciones en línea.

No todo lo que brilla es oro: Tenga cuidado con todos los mensajes de texto, cadenas de WhatsApp o correos electrónicos que le informan de grandes premios, promociones o descuentos que se están ofreciendo, ya que podrían contener enlaces o virus que ingresen a su equipo con solo dar clic y robar su información personal. En caso de que tenga alguna sospecha es mejor eliminar esa información.

Hágalo usted mismo: Si está interesado en realizar alguna transacción en línea, digite usted mismo el nombre de la entidad con la que va a realizar el procedimiento, verifique que sea la página oficial y que tenga el candado de seguridad en la parte superior.

Igual a los procesos presenciales: No proporcione datos personales o financieros a los asesores en línea de la entidad, ellos no deben solicitar esa información. Están disponibles para guiar a los interesados frente a los procesos transaccionales en línea, pero no se encuentran autorizados para realizar la transacción por usted, y así lo estuvieran ¿usted daría su información personal?

Escucha la experiencia de otros usuarios: No existe una mejor fuente de información para decidir si realizamos o no una transacción en línea que los comentarios en redes sociales. Muchas personas, todos los días viven experiencias virtuales con entidades bancarias, compañías de e-commerce, vendedores independientes y marcas, sin embargo, lo que se originó como publicidad voz a voz, hoy en día se encuentra en redes sociales. Lo importante aquí, es leer 5 o 6 experiencias diferentes para saber que problemas se han presentado y como la empresa los ha solucionado.

Estas son recomendaciones básicas que, sí o sí, se deben tener en cuenta para realizar transacciones online, no está de más conocer previamente la plataforma con videos tutoriales que en muchos casos realizan las mismas compañías y que ponen a disposición de sus usuarios para minimizar los inconvenientes y agilizar los procesos en la web. ¿Conoce otras recomendaciones?, ¿cuáles son?, ¡Cuéntenos en los comentarios como ha sido su experiencia con las transacciones en línea!

Comparte en
Háblanos