Es claro que la pandemia del coronavirus no fue solo una crisis sanitaria, sino que además también nos trajo conjuntamente una crisis económica significativa y esto nos llevó a reinventarnos y a tomar decisiones en nuestra vida diaria, así como a desarrollar habilidades que tal vez no sabíamos que teníamos y que nos podrían generar oportunidades de empleo o de negocio.

La gestión de la empleabilidad no es una tarea sencilla, pues demanda competencias profesionales relacionadas con la identificación de oportunidades de desarrollo y además a que analicemos las necesidades que hoy en día tiene el mercado laboral.  Ayudar a las personas más afectadas por esta crisis económica del coronavirus ha permitido invertir más en la formación y orientación profesional.

El impacto de esta crisis de empleo se ha reflejado en las poblaciones más vulnerables, en personas con menos formación, algunos con contratos parciales o temporales, de acuerdo con el informe de la comisión europea estas personas tenían ocupaciones en los sectores más perjudicados por esta pandemia.

Todo este aprendizaje nos ha llevado a darnos cuenta de que trabajo sí hay, solo era cuestión de cambiar el chip y ponerles la mejor cara a los problemas y más cuando se trata de empleo, pues para muchos no ha sido fácil, pero a paso lento han logrado el desarrollo de nuevas oportunidades laborales.

¡Para muchos esta pandemia fue un sinónimo de oportunidad y crecimiento empresarial!

¿Qué opinas de esta reinvención de empleabilidad en medio de esta pandemia? Déjanos tu opinión o cuéntanos tu caso de éxito.

Comparte en
Háblanos