Dadas las modificaciones efectuadas por el artículo 29 de la Ley 1943 de 2018 al sistema cedular del artículo 330 del Estatuto tributario –ET– (empleado en la declaración de renta de personas naturales, en el que se estableció una nueva cédula general para el formulario 210 a partir del período gravable 2019, en la que estarán incorporados los ingresos por concepto de renta de trabajo, capital y no laborales), el Ministerio de Hacienda expidió un proyecto de decreto a través del cual pretende ajustar el procedimiento para la aplicación de la renta presuntiva y la compensación de los excesos de la misma, así como el valor de los activos omitidos y los pasivos inexistentes mencionados en el artículo 239-1 del ET.

Adicionalmente, teniendo en cuenta que el artículo 122 de la Ley 1943 de 2018 derogó los artículos 38, 39, 40, 40-1 y 41 de ET, relacionados con el carácter de ingreso no constitutivo de renta del componente inflacionario de los rendimientos financieros percibidos por personas naturales y sucesiones ilíquidas, por medio del proyecto de decreto en mención se busca establecer que a partir del año fiscal 2019, tanto el valor del componente inflacionario de los rendimientos financieros percibidos por personas naturales y sucesiones ilíquidas no obligadas a llevar contabilidad, al igual que el valor de los rendimientos financieros que distribuyan los fondos de inversión, mutuos de inversión y de valores a sus afiliados, personas naturales y sucesiones ilíquidas de que tratan los artículos 1.2.1.12.6 y 1.2.1.12.7 del Decreto 1625 de 2016, constituyan un ingreso gravable.

Habrá que esperar la reforma.

Fuente: Accounter

Comparte en
Háblanos