Los factores de riesgo psicosocial son aquellas circunstancias que afectan el bienestar o la salud física, psíquica y social de un trabajador y que se encuentran presentes en una situación laboral, ya sea por el contenido del trabajo como en la realización de la labor.

Un ejemplo común de riesgo psicosocial en el mundo actual es el estrés laboral, que es la reacción que puede tener un trabajador para afrontar las exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos, destrezas, aptitudes, habilidades y capacidades.

Por ello, si esa reacción es negativa, puede afectar la salud de los trabajadores y de una u otra forma, su capacidad laboral.

Adicionalmente los cambios producidos por la globalización han permitido que la mayor parte de los trabajadores pertenezcan al “sector informal de la economía”, sector que carece de desarrollo de políticas relacionadas a los riesgos psicosociales y que debido a su informalidad y al poco reconocimiento económico, causa una alta preocupación que puede generar estrés laboral.

Existen políticas que se vienen desarrollando e implementando para manejar este aspecto por la cual se establecen disposiciones y se definen responsabilidades para la identificación, evaluación, prevención, intervención, y monitoreo permanente de la exposición a factores de riesgo psicosociales en el trabajo y para la determinación del origen de las patologías causadas por el estrés laboral.

Por lo tanto, el grupo de Seguridad y Salud en el Trabajo de la empresa debe recopilar, analizar y hacer un seguimiento de las diversas variables que componen dichos perfiles de riesgo, con el fin de intervenirlos a corto, mediano o largo plazo y llevar a cabo programas de prevención en caso de ser necesario.

Comparte en
Háblanos