El dinero de las cesantías bien administrado se convierte en el mejor vehículo de ahorro que le permite alcanzar las metas propuestas.

Las cesantías son una prestación social a cargo del empleador y a favor del trabajador que corresponde en un mes de salario por cada año de servicios prestados o proporcionalmente al tiempo de servicio. Tiene como objetivo principal dar un auxilio monetario cuando la persona termine su relación laboral.

Las normas que regulan el tema en Colombia permiten retiros totales y retiros parciales de Cesantías.

Los retiros totales se dan por la terminación del contrato de trabajo y los retiros parciales pueden ser utilizados en educación para el afiliado(a), su esposa(o) o compañero(a) permanente y sus hijos; para compra o mejora de vivienda o pago de impuesto predial (la cual debe estar a su nombre), amerita invitar a reflexionar a los empleados beneficiarios, si es conveniente utilizarlas, renunciando a que sean un ahorro, para cuando el trabajador queda cesante.

En esa reflexión, cuando se tiene la certeza de su destinación, con cumplimiento del objetivo, como es el caso de los retiros para educación, que los pagos salen directamente a las entidades de educación, existe la garantía de que crecerá el patrimonio de ese hogar, la educación facilitará una mejor calidad de vida y se cumple el objetivo de la prestación.

En cuanto a los retiros de vivienda, es importante validar los conceptos por los cuales se puede retirar parcialmente para vivienda:

  • Adquisición de vivienda con su terreno o lote
  • Construcción de la vivienda
  • Para comprar terreno o lotes solamente
  • Ampliación, reparación o mejora de la vivienda
  • Liberación de gravámenes hipotecarios o pago de impuestos

Para todos los casos, es importante que usted cuente con los soportes requeridos para poder realizar el respectivo retiro.

¡¡No dude en contactarnos para resolver sus inquietudes!!

Comparte en
Háblanos