El coronavirus llegó para quedarse, y hasta que no exista una vacuna que sea 100% eficiente, tenemos que aprender a convivir con esta nueva realidad COVID-19.

De acuerdo con expertos de la salud la reapertura de algunas actividades tras la cuarentena por el COVID -19 traerá nuevas medidas sociales que serán la “nueva normalidad” y que tendremos que adaptarnos ya de forma permanente a ellas. Estas medidas serán parte de la vida cotidiana hasta que se encuentre una vacuna o tratamiento efectivo contra esta enfermedad y que un alto porcentaje de personas sean inmunes, por ahora solo nos queda mantener un distanciamiento social y los negocios no esenciales tendrán todavía que aguantar.

Debemos estar a la espera de nuevos brotes y la política universal será el constante uso del tapabocas.

Habrá clases en línea como otras que serán presenciales, si es presencial deberán ajustarse a pupitres con división en acrílico, uso de tapabocas continuo y de gel antibacterial cada hora. Si es clase Online, deberán seguirse cuidando en casa y por el momento será lo más opcional para niños, jóvenes y docentes.

Trabajar desde casa es la mejor opción por la que pueden optar los empleadores, ya que esto evitará que sus trabajadores se expongan y se contagien del COVID-19, pero si las empresas por su actividad deben trabajar obligatoriamente de forma presencial, deberán implementar una sana distancia entre empleados, proveer insumos de higiene como geles y cubrebocas, plantear adecuaciones como barreras de material transparente y flexibilizar los horarios de los trabajadores en diferentes jornadas y que no se crucen con  las horas pico.

En la sociedad, se deben evitar los eventos masivos, en algunos restaurantes se manejará solo el servicio a domicilio, en establecimientos en general como supermercados, bancos, centros comerciales, etc., siempre se debe usar el cubrebocas, alcohol o gel antibacterial y limitar el acceso de personas en espacios cerrados, del 30% de la capacidad.

Todos debemos tener una empatía con la economía, no está fácil, pero debemos volver a trabajar de una forma razonada porque la enfermedad aún está presente, cada vez aumenta más a pasos de gigante y si se dan las condiciones de la reapertura económica hay que hacerlo de una forma muy cuidadosa.

¿Qué opinas sobre esta nueva reapertura económica? Déjanos tus comentarios.

Comparte en
Háblanos