La aceleración en las innovaciones tecnológicas y la pandemia del covid-19, son dos grandes fuerzas que hoy en día están transformando radicalmente el mercado laboral.

Hoy se escucha hablar de la doble alteración de los empleos, un concepto que ha surgido a raíz de la crisis económica a nivel mundial y que incluye grandes transformaciones que se irán proyectando en el tiempo, de una manera muy profunda, y es que según los expertos en el 2025 se crearán más empleos que los que van a desaparecer. Empleos que abrirán oportunidades para quienes estudien y se adapten a las nuevas exigencias, pero para ello se requerirán inversiones por parte de las empresas y de los gobiernos, con el fin de entrenar a los trabajadores y poder así, desarrollar una fuerza laboral más calificada.

Estas son las cinco claves sobre el futuro de los empleos:

  1. Adoptar nuevas tecnologías y tomar conciencia sobre la automatización de la fuerza laboral, la cual crece sin precedentes, lo que hará que más de 85 millones de puestos de trabajo desaparezcan en los próximos cinco años. Ahora las empresas lo que necesitan es adoptar nuevas tecnologías, transformar tareas, habilidades y trabajos. Según estudios surge un dato sorprendente y es que el trabajo lo dividirán entre humanos y máquinas aproximadamente de manera igual
  2. Aceptar que la revolución tecnológica creará más de 97 millones de nuevos empleos, que abarcará un amplio rango en sectores como: la economía verde, el análisis de datos o la inteligencia artificial, que implica un creciente aumento de empleos en ingeniería, computación en la nube y desarrollo de productos.
  3. Desarrollar las tres habilidades más requeridas en el mundo laboral en 2025 son: El pensamiento analítico, la creatividad y la flexibilidad junto con la autogestión, aprendizaje activo, la resiliencia y tolerancia al estrés.
  4. Fortalecer las habilidades de los trabajadores y es ese el desafío de cada empresa para sostenerse en el mercado y que los trabajadores enfrenten el transito desde los empleos que quedarán obsoletos hacia los que tendrán mayor demanda.
  5. Reconocer que el trabajo remoto ha llegado para quedarse en algunas empresas, pues enfrentarse a la pandemia del COVID-19, permitió implementar formas más flexibles de trabajo, entre ellas el teletrabajo.

Según estudios y análisis de expertos, la desigualdad se puede ver agravada por este doble impacto en cuanto a la revolución tecnológica y a la recesión por la pandemia, pues golpea con más fuerza a las personas de bajos recursos, mujeres y jóvenes.

¿Y tú qué opinas de esta revolución tecnológica? ¿Estas dentro de los empleos que tendrán más fuerza en los próximos cinco años?  Déjanos tus comentarios

Comparte en
Háblanos